El ejercito Canadiense tuvo problemas Cuando el lanzamiento de Pokemon Go en 2016, acorde a unos documentos recientemente revelados por la Canadian Broadcasting Corporation (CBC).

De acuerdo al medio, en julio del año en que salio el juego, una gran cantidad de personas comenzó a ingresar de mala manera a la base militar de Fort Frontenac en la ciudad de Kingston.

La investigación demostró que esto se debía a que en dicha zona existía un gimnasio Pokemon y una pokeparada.

Los comisionados no tenían la menor idea del por que pasaban tales cosas. Ante el llamado de atención, el experto en seguridad de una base en Toronto identificado como David Levenick, intento explicar que “el objetivo del juego es ir a estos gimnasios y pokeparadas a conseguir pokemones. Dando la idea de contratar a un niño de 12 años para que les ayude con el asunto”.

En los documentos se señala que en una ocasión, un vehículo llevaba bastante tiempo detenido cerca de la base, generando diversas sospechas. Sin embargo, al llegar a revisar el automóvil, se dieron cuenta de que había dos personas en el interior con el celular en la mano jugando a Pokemon Go.

Por lo mismo, ordenaron a tres oficiales que descargaran el juego y comenzaran a jugar, para así entender de mejor manera el comportamiento de los fans y buscar evitar la llegada de mas intrusos a la base.

Incluso reclamaron contra Niantic, a los desarrolladores del juego, por colocar la pokeparada y el gimnasio al interior del recinto, aunque luego desistieron al ver que también había uno dentro de un museo militar, por lo que determinaron que determinaron que esto podía aumentar las visitas a dicho lugar.

Por Rubén Acevedo

Chikorito, músico compositor, gamer y fanático del Anime, Miku, las Lolis y la retrocomputación. ( ͡° ͜ʖ ͡°)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.