Hoy les hablaré de una fruta escondida en el jardín del comic, una fruta extraña, Strange Fruit, deliciosa historia, jugosa y apetecible para el lector crítico.

Hola nuevamente, soy Xeno Med. En anteriores entregas hablé de los comics Irredimible e Incorruptible, ambos de Mark Waid y Peter Krause, en esta ocasión hablaré de otra obra donde Mark Waid se involucra plenamente: Strange Fruit o El Heraldo (como se publicó en España).

Antes de empezar, quizá algunos de los que han seguido mis reseñas puedan creer que soy un gran fan de Mark Waid; y lo soy, pero no más que de otros autores de comic, y si el Gran Escritor de allá arriba lo permite, hablaré de ellos en este espacio en un futuro cercano.

Historia de Strange Fruit.

La historia tiene lugar en Chatterlee, Mississippi en 1927. Lugar y tiempo malos para la gente de Raza Negra, en esa época y lugar el KuKuxKlan colgaba hombres, violaba mujeres y a veces mataba niños con toda impunidad… ¿Qué que tiene esto que ver con el cómic?

Pues todo… Strange Fruit toma este incómodo contexto histórico como escenario de la historia.

Alerta de Spoiler

Si lo prefieres salta a la siguiente sección del artículo: “¿Por que Strange Fruit?”

En mitad de la noche, un joven negro de nombre Sonny huye, corre por su vida como otros tantos lo hicieron, algunos afortunados lo lograron, otros no…

Sonny hizo enojar a la gente equivocada, y sabe que lo van a colgar, la lluvia dificulta su huida, los perros le siguen el rastro de cerca, y un grupo de hombres armados ataviados con capuchas blancas le están dando alcance.

Para su desgracia, Sonny choca con algo sólido y grande que lo hace caer hacia atrás, lo que significa su perdición, al levantar la vista, lo ve, ve a otro hombre negro, el más alto y corpulento que haya visto, no desnutrido, ni maltrecho, pero sí totalmente desnudo.

Los perros al ver al extraño hombre se acobardan, se encogen y retroceden chillando.

El grupo de caza les da alcance y los rodea y uno de ellos grita que los cuelguen a los dos…

El extraño no se inmuta ni se impresiona por los hombres, uno de ellos hábil con la cuerda laza al hombre del cuello, el victimario sale volando 10 metros cuando el extraño desnudo tira la cuerda con una mano, sin esfuerzo alguno.

Otro más al ver la tremenda fuerza del hombretón, le dispara con su rifle y las balas rebotan en él…

El heraldo levanta un enorme tronco sin esfuerzo y lo lanza contra los atacantes…

Nuevamente solo he narrado un par de páginas (de en medio), del primer volumen de la historia, el resto está ahí esperándote para disfrutarla…

¿Por qué Strange Fruit?

Me hice esta pregunta de principio a fin mientras leía esta novela gráfica, y en toda la historia no aparece la respuesta, así que me di a la tarea de investigarlo un poco.

Strange Fruit (o en español: “Fruto extraño”), es el nombre de una canción de jazz escrita por Abel Meeropol e interpretada por la famosa cantante Billie Holiday, salió al aire por primera vez en 1954.

Billie Holiday

Aquí algunos pequeños extractos, traducción de un servidor, de una canción de denuncia social muy fuerte y sin inhibiciones:

“De los árboles del sur cuelgan frutos extraños,

Sangre en las hojas y sangre en la raíz,

Negros cuerpos se balancean con el viento otoñal…”

“…he aquí fruta para que los cuervos la consuman…”

“…Para que se pudra al sol, para caer del árbol,

He aquí un cultivo amargo y extraño”

Duro, pero cierto, una realidad que hoy se antoja lejana en muchos lugares, pero que aún perdura en otros del mundo contemporáneo.

Acerca del formato de Strange Fruit

Originalmente esta novela gráfica se publicó en formato comic de pasta blanda en 2015 por la casa editorial Boom Studios y consta de 4 números.

En México se publicó en tomo recopilatorio de pasta dura, cortesía de Panini y hermosamente cuidada, cuenta con el portofolio original incluido en las páginas finales; además contiene un prólogo de Elvis Mitchell que vale la pena leer.

La Gráfica de Strange Fruit

El arte corrió a cargo de J. G. Jones (Wanted, Final Crisis, Before Watchmen), quien no necesita presentación por su larga trayectoria en el mundo del comic, y que opta por un estilo realista para esta obra.

El dibujo está excelentemente cuidado y te sumerge en la época. El color usado y el estilo clásico de los personajes retratados empatan de manera perfecta con la historia y el drama que representa.

Los personajes que se aprecian son expresivos y entrañables, plenamente reconocibles en su individualidad.

Crítica a Strange Fruit

La ficción histórica es un género que requiere excepcional cuidado, Strange Fruit está ambientada en un hecho histórico real, ocurrido en el año 1927.

Y es de reconocerse como Mark Waid logra insertar su historia sin que se sienta forzada y más aún sin que afecte la continuidad histórica.

Es decir, es un hecho que bien podría haber ocurrido y que por el paso de los años y el lugar donde ocurre, bien pudo nunca trascender hasta nuestros días, más allá de una leyenda local de un pueblecito.

No todo es blanco y negro

No todo es blanco y negro en Strange Fruit, si bien habla del racismo de la época, no todos los blancos son malos, ni todos los negros son buenos en esta historia, como comprobarán cuando la lean.

Como siempre no todo es bueno, si bien el Heraldo tiene su propia voz a pesar de no hablar.

El tener dos de los poderes más recurrentes en el mundo del cómic es un poco chocante, pues no puedes menos que evitar la comparación con Superman nuevamente.

La grafica

También otro punto negativo es qué si bien en general el dibujo es excelente, hay algunos pocos paneles que carecen de detalle.

Ya sea por ser puramente ambientales y que no aportan a la trama;

O quizá porque el artista no pudo imprimir el detalle de otros más importantes por cumplir con sus fechas de entrega;

O tal vez, mi limitada comprensión del arte no me permite apreciar que J. G. Jones los dibujó así con el propósito de acentuar una idea y no una imagen.

Lo bueno de este “Superman” heraldo es que te plantea una pregunta, que en su momento la editorial Milestone con su personaje Ícono intentó en su momento, ¿Qué pasaría si Superman fuera negro?

Strange Fruit va un paso más allá, ¿Qué pasaría si Superman fuera negro, en la época de la segregación racial?

Piénsenlo por un momento, e imaginen todo lo que implica para gente blanca de la época que consideraba a los negros como inferiores, que de repente aparezca un hombre de raza negra, superior en todo sentido a ellos…

Toca temas incómodos ciertamente y lo hace de manera magistral, así que espero que la disfruten, es realmente un fruto que se antoja devorar y es casi una pena que no haya más.

Por ahora se despide su amigo Xeno Med. No se olviden de visitar mi página, donde hallarán mis historias y mi propio trabajo artístico.

Incorruptible o El camino del villano…

Irredimible o el camino del héroe.

The Beauty, cuando la belleza mata…

Por Oscar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.